Lo revela la encuesta “Cómo Vemos a Nuestros Líderes”, realizada a fines del 2018 por AL Grupo Humano a 600 personas mayores de 18 años que trabajan en relación de dependencia en Latinoamérica.

Según el estudio de AL Grupo Humano, siete de cada diez personas (68% de los encuestados) evalúa positivamente la Marca Empleador de la empresa en que trabaja, con independencia de cualquier otro factor. La Generación Z es la que evalúa más positivamente a su empleador, mientras que, para el resto, a mayor edad y nivel jerárquico la recomendación crece. Las empresas grandes extranjeras son las mejor recomendadas, al contrario que las Pymes.

A nivel general, quienes recomendarían la empresa a un amigo, prácticamente duplican la valoración de su jefe como motivo para permanecer en la misma, respecto de quienes no lo hacen. La capacidad del jefe para generar un entorno laboral sano y que favorezca el crecimiento, parecen ser clave. Mujeres y varones coinciden en valorar en sus jefes los mismos aspectos que la muestra general: humanidad, otorgamiento de autonomía, desarrollo.

Para los más experimentados, formados en la era en que tener la información era tener poder, tener un jefe que la comparta encabeza las prioridades. La Generación X busca en su jefe humanidad, confianza y apoyo profesional. Por su parte, la Generación Y, hiper-concentrada en su propia carrera, prefiere jefes que la favorezcan, por encima de otros aspectos.

Acceda a la encuesta completa aquí.